jueves, 23 de junio de 2011

LA DELINCUENCIA (I): OPINIONES Y ARGUMENTOS


La delincuencia, el asesinato, destrozan la vida no solo de las víctimas sino de todos quienes se encuentran cerca de ellas. En nuestro país, se diga lo que se diga, los niveles de delincuencia han crecido, o por lo menos se han hecho más visibles y cercanos. Y entonces nos alarmamos, nos asustamos, nos indignamos...
Antes de continuar, quisiera decir que las siguienes reflexiones se dirán siempre con mucho respeto hacia las víctimas de esta circunstancia y sus familiares, y sobre todo con muchísimo respeto por el dolor que experimentan a causa de estos hechos.
Hace dos días fue asesinado en Quito el talentoso actor y director de cine Manuel Calisto. No lo conocí. Amigos míos sí lo conocieron y, como es lógico, están impacatados y abatidos por su deceso y por las circunstancias en que se dio. Esto ha llevado a que, como siempre que sucede un acontecimiento de este tipo, se produzca un 'enjambre' de opiniones que voy a citar y comentar someramente a continuación. Y lo repito, siempre desde el respeto a quienes sufren (sufrimos) por este tipo de hechos. 
  1. La de moda: es culpa de Correa. Como todo, diríamos. Correa tiene la culpa de todas las cosas malas que suceden, han sucedido y están por suceder en el Ecuador, en el mundo, en el Sistema Solar y en el Universo todo. Y lamentablemente, hechos como este no hacen sino  reforzar la aparente validez del argumento. Sin embargo, la delincuencia es una situación demasiado compleja como para achacársela a Correa per se. Es posible que en su administración haya existido, sobre todo, el error de permitir la entrada indiscriminada de gente extranjera al Ecuador, y no porque la gente extranjera sea mala per se, sino porque al existir un permiso de entrada demasiado amplio puede venir a nuestro país toda clase de gente, convirtiéndolo así en un paraíso para el hampa internacional. Sin embargo, es importante resaltar que ningún gobierno ha equipado y dotado a la Policía como lo ha hecho este, aunque la respuesta haya sido utilizar estos equipos y dotaciones para atacar al presidente y a la gente el 30-S.
  2. Hay que establecer la pena de muerte. El que mata tiene que morir. El que secuestra o viola, también. No es mala idea, así luego habría que matar al verdugo del verdugo y del verdugo y finalmente el crecimiento desmesurado de la población terminaría por frenarse. La discusión sobre la pena de muerte es un cuento de nunca acabar. Sus defensores parecen ignorar que la intención de matar nace en el corazón de las personas, que en el suyo propio ya existe. No se puede negar los sentimientos de rabia, impotencia y deseo de 'justicia' que llenan el corazón de quienes han perdido un familiar por causa del crimen. Sin embargo, se ha demostrado hasta la saciedad que la pena de muerte no disuade, no arregla nada. En lugares en donde existe la pena de muerte la criminalidad no disminuye. Y por otro lado, se dan también las 'equivocaciones' típicas de esta legislación, que consisten en matar a quien no se debía. Se dice que "muerto el perro, se acabó la rabia", pero de sobra sabemos que no es así: por cada perro muerto nacen miles, y bastante rabiosos. ¿Y quén los produce? la misma sociedad formada por los 'buenos' que pretenden defenderse de los 'malos' exterminándolos. 
  3. Hay que endurecer las penas y reforzar la vigilancia social. Si por algo hay que inclinarse, sería por la primera parte de este argumento. Sin tomarse la atribución de matar, se está aplicando una consecuencia válida a las acciones de los delincuentes. Incluso en caso de 'error', existiría una posibilidad aunque sea remota de rectificarlo. Sin embargo, este tipo de solución exige reformas profundas y urgentes al sistema penitenciario, comenzando por la infraestructura y terminando por el uso del tiempo libre de los internos y las internas, pasando además por la reforma de los sistemas operadores de la justicia y por la revisión de la filosofía misma de todo el sistema. 
  4. Los organismos de derechos  humanos defienden a los delincuentes. Esta afirmación no es más que una prueba fehaciente de que la ignorancia es lo más atrevido que existe. Los organismos de derechos humanos se han creado, en muchos casos, para frenar los abusos de una fuerza pública que ha servido más a las ambiciones  y patologías de ciertos sistemas antes que a los ciudadanos comunes y corrientes. Si estos organismos reclaman o protestan contra la pena de muerte, contra la tortura o contra este tipo de situaciones se debe no a que se las apliquen a delincuentes, sino a que violentan derechos inherentes al ser humano. Otro argumento patético es que los organismos de derechos humanos no dicen nada ante las muertes de policías o militares caídos en acción. En realidad, la defensa de los derechos humanos es una actitud de vida que pasa por una visión del ser humano como un ente con derechos inviolables más allá de sus acciones y condiciones, pues, además, las  justificaciones que se usan para agredir a los delincuentes pueden comenzar a parecerse sospechosamente a las que ellos usan para atacarnos a quienes no somos delincuentes... 
Y bueno, hasta aquí por  hoy... Este tema continuará en otra entrega... 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ayer escuche en un programa de televicion llamado los reporteros, que abordaban el tema de la inseguridad, el secuestro, el robo ytodos los flajelos que sufre la sociedad a manos de los depredadores socieales pero voy a ser directo mencionaro como causas o los motivos que tienen los depredadores sociales para agredir a la sociedad como la ignorancia la corruccion y la falta de empleos y opprtunidades pero me desespera al no escuchar y creo estar poniendo el dedo en la llaga con el siguiente comentario y espero sea analizado, pues bien para mi el motivo mas directo que hay entre el delincuente ante la sociedad es, la nula o fallida desintegracion familiar. Porque si ustedes analizan el perfil de los delincuentes que agreden a la sociedad perdonando la exprecion, no soy bisantropo pero nacio de la nada a que me refiero? Pues concrrtamente a que el delincuente mas agresivo no conose ni al padre aduras penas save que madre lo pareo y es abandonado al poco tiempo de aver nacido crece ppr hay en las barrajas o vecindades con un odio a la sociedad y sin valores las madres solteras a las que ustedes les entan brndado ayuda son las que estan propiciando este semillero de delincuentes muchas gracias.